Un poco más sobre economía y trabajo(II). Capítulo 4

    0
    406

    Un poco más sobre economía y trabajo

    Si en la vida se acepta el concepto y la opinión de que la economía se desprende y se entiende a razón de sus condicionamientos y resultados, resulta que, al menos una gran parte de los seres humanos tiene que vivir principalmente para trabajar; otros, tal vez trabajan para poder vivir; restan también los que no tengan que trabajar, los que no puedan trabajar y los que no quieran hacerlo.

    ———-

    Estando todos ellos dentro del sistema económico, resulta que deben vivir de él y con él, por lo que todo parece indicar, y por tanto se desprende, que LA ECONOMÍA ES EL MAYOR AFAN DE LA VIDA Y EL PRINCIPAL FIN DE LA EXISTENCIA HUMANA.

    ———-

    Ello resulta así, porque en todo y por todo, se busca el buen resultado económico, de y para los pueblos y las personas, y muy poco se tiene en cuenta y se dice acerca de su realización personal en relación a la prosperidad de los pueblos y mucho menos se contempla la propia realización de las personas.

    ———–

    Está bien, desde luego que se procure a todo precio y a toda costa, que el ejercicio y el influjo de la economía sea siempre eficaz y suficiente para el normal desarrollo de los pueblos y las personas, pero ello no justifica que tenga que ser despreciado, olvidado y sin duda obviado, el mayor compromiso y deber del ser humano, que es sin duda alguna, VIVIR CON DIGNIDAD PARA HACER POSIBLE LA EVOLUCIÓN Y EL PROGRESO DE LOS PUEBLOS Y DE LAS PERSONAS.

    ———–

    Con y por todo lo anteriormente dicho, no debe inferirse que haya de rebajarse o menospreciar en lo más mínimo, el valor y aprecio que la economía- gestión tiene y merece, pues aunque en su realización, todo indica que es el interés, el dinero y la preponderancia de situaciones, lo que en realidad se busca, no obstante, la economía-gestión, aunque en forma distorsionada, (que siempre resulta culpable) también trata de cumplir (aunque tampoco lo puede realizar del todo), el obligado compromiso de hacer o al menos posibilitar que las personas y los pueblos, consigan los medios suficientes para vivir con algo de dignidad, o al menos conseguir medios suficientes para la subsistencia.

    ———

    Por tanto, es patente, porque es un hecho que la economía-gestión, no funciona como es debido ya que no cumple las condiciones y características imprescindibles para ser realmente suficiente y eficaz.

    ——–

    A.- La economía-gestión, no está ni particular ni globalmente estudiada y programada, para una ejecución del todo acertada y correcta, porque los empresarios y emprendedores,(salgo alguna excepción),realizan sus funciones pensando más en el lucro, interés o enriquecimiento personal o empresarial, que en el cumplimiento de las necesidades de los pueblos y las personas.

    ——–

    Por tanto, el cambio y arreglo correcto que se debe y hay que dar a la noble y necesaria función conocida como “economía-gestión”, no es precisamente tan complicado y difícil como pudiera parecer, si en su arreglo se usan o se cumplen meramente las más simples premisas de la lógica más simple y elemental.

    Porque se trata de que en su estudio, programación y realizado, se tengan en cuenta las más simples y elementales necesidades y consecuciones que los pueblos y las personas precisen, para llevar una vida digna que les permita evolucionar y progresar como es debido.

    El detallado de lo que implica esto que se acaba de exponer, no cabe duda que debe ser fácil y factible a cualquier entidad o persona de medios y nivel de cultura suficiente.

    ———

    B.- La economía-gestión, precisa necesariamente del trabajo, (fuerza vital o motora) para su realización.

    Comentando y explicando debidamente la definición liliputiense que se dió del trabajo en el capítulo anterior, lo primero que obligadamente se debe decir es que, todo lo referente a esta ejecución que precisa necesariamente el uso, gasto y empleo de fuerza, (ya sea vital o motora), está sin duda alguna, total y realmente mal entendida, mal dispuesta y peor aplicada.

    Por tanto, teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, (que a su debido tiempo será justificado),

    no hay más remedio que exponer que la función “trabajo” no se realiza ni se cumple como realmente debe ser, ni se enfoca debidamente a efectos de su resolución y cumplimiento.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here